Archivo

Posts Tagged ‘Figarol’

Vuelta a Navarra. Etapa 1

ETAPA 1: TUDELA – FIGAROL. (91,4 Km, Ascensión acumulada: 757 m). Track

Tudela - Figarol

El objetivo de este verano de 2.011 fue dar una vuelta por Navarra siguiendo un track que encontramos en la red y que adaptamos al tiempo que teníamos disponible.

La aventura comienza en Tudela donde quedamos los 5 amigos que arrancamos en esta aventura, tres maños, uno de Riopar y un palentino. El tiempo era bueno y soleado, quizás demasiado para atravesar el Parque Natural de las Bárdenas, pero era el primer día y el optimismo era el protagonista. Tras unos balbuceos para encontrar la pista de salida de Tudela, y eso que coincidimos un rato con el recorrido del Ebro que habíamos hecho el año anterior, enfilamos el camino por pista hasta enlazar con la carretera que nos llevaría a la entrada de las famosas Bárdenas Reales.

Quizás las fechas veraniegas y la hora, media mañana no eran las más adecuadas para disfrutar de este inhóspito paraje, pero siempre pensamos que habría algún lugar entre medias para tomarnos un pequeño descanso. Rápidamente la pista polvorienta y en perfecto estado nos adentro en un auténtico desierto, una enorme extensión de terreno que íbamos atravesando a buen ritmo y sobre todo disfrutando de las caprichosas formas características del lugar.

Tras una primera avería en la bicicleta que se solventó rápidamente, nos sdentramos por sendas donde mantener el equilibrio con las alforjas era bastante complicado (salvo para los expertos Toñín y Ginés que realizaron una verdadera exhibición). El paisaje era cada vez más impresionante por su aridez, las cárcavas abundaban por todos los lados y fue un respiro cuando retomamos la pista principal. Llevábamos bastante tiempo por este secarral y no había nada que nos indicara que íbamos a encontrar un centro de interpretación, una fuente o algún lugar habitado. El agua empezaba a escasear.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguíamos por las cañadas viendo antiguos corrales de pastores hoy abandonados, encontramos indicaciones de un polígono de tiro y de pueblos que distaban bastantes kilómetros. Nuestra situación sin agua era preocupante, pero lo bonito del lugar y el buen ambiente solucionaba el problema. Pero lo que verdaderamente nos alegró fue la presencia de unos turistas extranjeros en una de las más espectaculares formaciones del Parque, iban en furgoneta y estaban comiendo…. y bebiendo…. así que Raúl se acercó y les preguntó si les sobraba algo de agua y en efecto tenían unos bidones grandes, con lo que nos permitieron llenar alguna de nuestras secas, desde hacía rato, poncheras.

Un alivio que se repitió algunos kilómetros más adelante en el llamado El Paso. Desde allí llegamos sin problemas al pueblo de colonización de Figarol donde llegamos después de 70 km por el desierto, que nos ofreció un paisaje lunar fuera de la común, pero que nos hizo pasar sed de verdad en bastantes momentos del recorrido.

A pesar de que no era muy tarde, no había pueblos cerca, así que no intentamos continuar por el desierto y decidimos pernoctar en el Albergue dos Haches que nos ofreció una abundante comida y buenas habitaciones para recuperar las energías gastadas

Anuncios